Trekking Abierto Rio Clarillo

Publicado en: Galeria de Trekking | 0

Una experiencia inspiradora.

El club de montaña “El Montañista” invitó a un trekking al Parque Nacional Río Clarillo para el sábado 11 de mayo. Por invitación de mi hija, me inscribí de modo que el sábado muy temprano partimos a Puente Alto. Después de unas vueltas por estacionamientos cercanos, logramos llegar al punto de encuentro.

Me llamó la atención la espontaneidad con que se lograron armar los grupos que viajarían en los autos. Nosotras lo hicimos con Jennifer, Déborah y Fernanda, además Marisol que conducía y yo Sylvia. No hubo ni vacilaciones ni mayores preguntas se acercaron y listo. En el camino contamos nuestras experiencias previas e hicimos algo así como una presentación empezando por los nombres.

Los guías se presentaron, nos contaron: éramos 26 personas que viajaríamos en 6 autos. Nos dieron las indicaciones de cómo llegar con un mapa de ayuda, pero al final solo seguimos al que iba adelante.

Llegamos sin novedad… aunque parece que un auto se extravió y llegó antes o después… eso no me quedó muy claro.

Los guías antes de iniciar la subida dijeron las reglas que había que respetar. No arrojar basura, no quedarse atrás e irían una en la avanzada otro al medio y al final el último. Hicimos un precalentamiento y partimos.

Felizmente era un lindo día no hacía demasiado calor, estaba el cielo claro y desde el primer momento todo auguraba un trekking de lujo.

Caminamos mientras la guía Maritza nos explicaba las características que se destacaban en cada estación, fuese un bosque esclerófilo, un animal o pájaro de la zona mientras sacaba las fotos que ilustrarían el viaje.

La caminata fue reposada, los miradores en los diferentes niveles tenían una vista magnífica y nos daban tiempo para sacar las fotos del recuerdo. En el trayecto hicimos una pausa para comer, ir al baño o beber algo. Descansamos unos minutos y ascendimos un poco más.  El cerro Blanco se veía muy cerca y casi temí que fuera ese nuestro objetivo, para mi alivio el guía me sacó de la duda.

Mientras caminábamos, intercambiábamos opiniones, comentarios risas, tallas y se creó un ambiente muy relajado. En el tope máximo de la ascensión, llegamos a un mirador y aparte de sacarnos las fotos de rigor sacamos los comistrajos y comimos. El mirador quedaba hacia el sur poniente, dando al oriente con el cerro Blanco y al poniente con todos los valles en que alcanzaba la vista. ¡Fantástico!

Bajamos y llegamos a la orilla del Rio Clarillo, como nos hizo notar Maritza orillando el río se veía el follaje amarillo de los árboles y arbustos que lo rodeaban contrastando con los rojos, cafés y verde obscuro de la flora en la medida que ascendía el cerro. Un paisaje maravilloso.

Terminamos la jornada con unos ejercicios de relajación y nos despedimos.

De acuerdo a los comentarios que hicimos en el viaje de vuelta quedamos muy contentas. Agradecidas de los guías que nos mostraron flora y fauna que no conocíamos. Me enteré por ejemplo que aparte de la araña de rincón y del trigo existía otra araña venenosa que se llamaba araña sicario.

Nos gustó además que esta jornada no estuviera marcada por el afán del dinero, que no primara el lucro y eso es destacable hoy en día.

Además la amabilidad, la solidaridad que se estableció entre todos los participantes, se compartió comida, agua, auto, bastones, los números de teléfono para compartirnos las fotos, nos dejaron muy contentas.

Al despedirnos quedamos de volver a encontrarnos en la próxima salida.

Qué más puedo decir. Gracias, gracias, gracias a los guías, a la organización que se dieron y al cuidado y preocupación por todo el grupo.

Nos vemos pronto.

Relato de Sylvia – Visita de nuestro trekking.


Mira las fotos de esta salida

Visita el Álbum de fotos en flickr