Travesia Dientes de Navarino – Febrero 2017

 

 

En el extremo sur del continente americano y al sur de Tierra del Fuego, se encuentra la comuna de Cabo de Hornos, capital de la provincia Antártica Chilena. Esta austral comuna de la región de Magallanes, está conformada por varias islas, siendo una de ella la ISLA NAVARINO, lugar donde transcurre esta aventura.

Puerto Williams, bañado por el canal Beagle, con 2.200 habitantes, es una pequeña y acogedora ciudad en el fin del mundo, donde arriba este grupo de 12 montañistas y donde comienzan nuestros pasos.

En la Isla Navarino y muy cercano a Puerto Williams se encuentra el sendero de trekking más austral del mundo, el cual corresponde a los Dientes de Navarino. Un circuito diseñado para ser recorrido en 5 tramos, los cuales se pueden hacer uno por día, sin embargo esto dependerá de las capacidades físicas de cada persona, ya que los tramos se pueden adecuar a la velocidad y capacidad de cada persona. En nuestro caso nos organizamos para hacerlo en 5 días.

El sendero esta demarcado por 38 hitos, los cuales están distribuidos en todo el trayecto, la distancia es bastante entre cada hito, por lo cual en el intermedio los excursionistas han ido colocando pircas de piedras, la cuales se encuentran en gran parte de trayecto, los tramos correspondientes a bosques están generalmente marcado por la única huella que los atraviesa y generalmente con barro, por lo tanto seguirlos es bastante intuitivo. Sin embargo hay zonas que la huella no es claramente visible, en este caso es necesario contar con un GPS de ayuda con la ruta cargada, y además contar con el descripción de la ruta, la cual se encuentra bien detallada en la guía de la ruta del Ministerio de Bienes Nacionales.

 

Participaron de esta Actividad:

 

  • Belén Labiano Napal
  • Carolina Vega Díaz
  • Claudia Alveal Becerra
  • Oriana Bacelli Cortés
  • Daniela Reinhardt Valenzuela
  • Escarly Nastro Llanquilef
  • Milagro Millán Mendez
  • Víctor Muñoz Gutierrez
  • Sergio Rodríguez Vera
  • Mario Cantin Almonacid
  • Juan Carlos Veliz
  • Marcelo Quilodrán Muñoz

 

 

 

Navegación Canal Beagle y Llegada a Puerto Williams.

Partimos nuestro viaje el jueves 02 de febrero desde Punta Arenas en el Ferry Yagan, el cual nos llevará en un viaje de 32 horas hasta el poblado de Puerto Williams el cual se encuentra al lado sur de extremo oriental del Canal Beagle, en la comuna de Cabo de Hornos. Para tomar este ferry debimos reservar los pasajes con más de 2 meses de anticipación, ya que sale una sola vez a la semana y tiene un cupo limitado para turistas. En el trayecto pasamos por los el Glaciar Romanche y el Impresionante Glaciar Italia, las vistas a los glaciares y cerros del alrededor del Canal Beagle fueron impresionantes.

El viaje en ferry fue muy agradable, la ubicación para turistas de Ferry es muy cómoda, con asientos del tipo Salón-Cama, y alimentación completa durante todo el trayecto. El viaje realmente vale la pena, con hermosos paisajes, sin embargo es muy caro para los turistas. Las otras alternativas para llegar son avión diario de Punta Arenas a Puerto Williams, sin embargo al ser un grupo muy grande nos convenía tomar el ferry de ida y de regreso, para evitar así complicaciones logísticas y las reservas.

Llegamos a las 01am del día sábado, luego de 32 horas de viaje, en el muelle nos esperaba el encargado del hospedaje en donde nos quedaríamos “Forjadores del Sur”.

Al día siguiente nos dedicamos a recorrer Puerto Williams, en medio día ya habíamos recorrido todo el pueblo y en la tarde aprovechamos de visitar algunos de los pocos restaurantes de pueblo.

 

Mira las fotos de este día

Visita el Álbum de fotos en flickr

DIA 01 Travesía, Tramo Puerto Williams – Cerro La Bandera – Laguna del Salto

¿En que se supone consistiría el día uno de Travesía? En una caminata sin mayores dificultades (razón por la cual iniciamos el camino desde las mismas puertas del hostal “Forjadores”), comenzando con un ascenso inicial de 2 horas hasta cerro la Bandera para continuar por unas 3 horas más de caminata hasta el campamento. Un primer día sin mayores desafíos.

¿Cómo resultó ser el día uno de esta travesía? Resultó algo completamente inesperado; lo que sería la pauta de lo que vendría en los siguientes días; Algo inmensamente más sorprendente, alucinantemente más hermoso, y a la vez, muchísimo más desafiante.

Salimos desde Puerto Williams caminado hacia el inicio del sendero distante a cerca 3 kms del pueblo. Desde ahí subimos al cerro la bandera, un día espectacular nos acompañó, con muy hermosas vistas al Canal Beagle y luego a las lagunas del valle del Robalo.

Cada cielo que alumbrara nuestros pasos, cada cerro tras las lomas, cada lago que aparecía a nuestros pies, una postal. Realmente una maravilla que nos iba encantando paso a paso, pasando por miradores, puntos de fotos grupales (Cerro La Bandera), acercamientos a los sinuosos bosques e increíbles lagunas con formas del mundo que hacían volar nuestra imaginación durante la ruta.

A su vez, cada nuevo tramo presentaba nuevos desafíos inesperados, pendientes con marcado desnivel, luego del cerro La Bandera el sendero avanza a media ladera, a veces muy expuesto con gran inclinación, siempre conservando gran altura con respecto a valle. Las rutas a veces no muy claras, subidas en roca que hacían agudizar los sentidos, hasta finalizar a las 20:00, tras casi 10 horas de caminata, y luego de una última y abrupta bajada en acarreo, la llegada hasta el primer campamento a los pies de la Laguna El Salto.

Así finalizaba el día uno; encantados y algo agotados, con el corazón contento y la tranquilidad de estar con un tremendo equipo para seguir avanzando a lo desconocido.

 

 

Mira las fotos de este día

Visita el Álbum de fotos en flickr

 

 

DIA 02 Travesía, Tramo Laguna del Salto – Laguna Escondida

El día 1 finalizó con la inquietud que nos dejó el pronóstico del tiempo. El inicio del día 2 confirmaría sin lugar a dudas lo pronosticado: Una espesa neblina y lluvias esporádicas que nos obligarías a sacar los protectores para las mochilas, los ponchos impermeables y todo lo que sirviera para evitar que la lluvia nos empapara.

Este día, en cuanto iniciamos la marcha, la ruta nos desafiaría con un pronunciado ascenso en una ladera barrosa y empinada, haciendo que rápidamente afloren nuestras escondidas y olvidadas habilidades para caminar en pendiente, con lluvia y suelo mojado… Los bastones y las ramas resistentes de los árboles, fueron nuestros mejores aliados. Ya terminada la pendiente abrupta, comenzó una parte con una pendiente suave, pero ya sin vegetación, el sendero aquí era leve huella marcada por pircas de piedras las cuales se dejaban ver por entre la niebla. Al final de esta parte llegamos al cima del paso Australia, en donde descansaríamos unos minutos, a partir de ahí el terreno cambiaba abruptamente.

Nos esperaba una ruta donde predominaban las rocas, con sectores de fuertes pendientes que con la lluvia fueron sin lugar a duda un desafío de equilibrio y autocontrol. La concentración era máxima. Durante largos tramos de la ruta no se escuchaban más que las gotas de lluvia al caer, nuestros pasos cautelosos y uno que otro comentario hecho en voz baja (exclamaciones, suspiros y otras palabras que es mejor no repetir). Inesperadamente la neblina resultó ser nuestra aliada en estos pasos, ayudaba la sensación que producía su presencia ya que lo cubría todo, incluido el abismo a nuestros pies, según las referencias que teníamos, debajo de nosotros al pie de la ladera había la laguna, la cual nunca vimos producto de la niebla. El silencio por tramos era absoluto, ya que la ladera que cruzábamos era un largo paso de rocas y muy expuesto. En este tramo la huella correspondía un largo “traverse” por una ladera muy rocosa. Al fin el hito del “paso de los dientes”, por fin salimos de este tramo y volvimos a caminar por lomas suaves y sin mayores complicaciones. El paso de Los Dientes de Navarino constituyó una suerte de meta sicológica, la que una vez alcanzada dio impulso para continuar.

El paisaje permanecía tras la neblina y la lluvia. Sólo se distinguían en tonos grises las siluetas de los árboles y los bordes de las lagunas. El color lo daban los cubre-mochilas verdes, azules y amarillos que reflejaban luz a gran distancia, otorgando un contraste notorio y alegrando a su vez la larga jornada de llovizna incesante. Entrada la tarde, una vez que alcanzamos cotas menores, la neblina quedó en la altura y sólo nos acompañó una lluvia débil hasta encontrar un lugar adecuado para acampar, justo antes de que callera un fuerte lluvia, decidimos acampar en el hito 18, antes de la laguna escondida, aquí había una planicie apta para armar varias carpas.

La noche transcurrió tranquila y nos despertamos con el entusiasmo de sentir algunos rayos de sol acompañándonos desde temprano, nos deslumbró una impresionante vista a una Laguna que estaba solo a pasos de nuestro lugar de campamento, y la tranquilidad que da el sol, para dar inicio al tercer día.

 

Mira las fotos de este día

Visita el Álbum de fotos en flickr

 

 

Día 03 Travesía, Tramo Laguna Escondida – Laguna Martillo

Tercer día, un sol muy agradable, muchas lagunas, cursos de aguas, se empieza a notar el desastre ecológico que tienen los castores en la zona.

Salimos desde el campamento y llegamos a la Laguna Escondida, las nubes cubren las Cumbres de los Dientes de Navarino, lo habíamos rodeado, ahora estábamos al lado contrario de los dientes con respecto al día anterior (laguna del salto). El sendero comenzaba a descender un poco desde la laguna escondida para luego volver a subir por tramos entre bosques, aquí la huella no era tan clara, debimos apoyarnos con el GPS. Luego la huella comenzó a subir y tomar rumbo en forma clara hacia el Paso del Ventarrón.

El Paso Ventarrón, muy expuesto al viento, muy hermoso con impresionantes vistas a muchas lagunas. En algunos tramos del sendero se ve el extremo sur de la Isla Navarino y también una muy lejanas las islas finales del cabo de hornos.

Bajando de paso el sendero se ve claramente marcado y a los lejos se ve el valle por donde atraviesa, lleno de lagunas, también se aprecia el paso de “Jerico”, el siguiente hito. Al llegar a los pies de este nuevamente nos introdujimos en el bosque y en huella con bastante barro, la subida al paso fue bastante corta, una vez arriba y al otro lado del paso, llegamos a una joya de la naturaleza, la “Laguna Hermosa” , la cual es tal como su nombre lo indica, una maravilla.

Bordeamos la Laguna Hermosa, para luego comenzar nuevamente a descender, a esta altura ya se divisa la Laguna Martillo y nuestro lugar de campamento.

Llegamos como las 6 de la tarde, con un sol muy agradable, ya cuando estamos instalados comenzó un nublarse y fuerte viento nos acompañó por varias horas de la noche, inclusive algo de gotas de lluvia cayeron, todo hacía pensar que tendríamos mal tiempo al día siguiente al momento de cruzar el paso Virginia.

 

 

Mira las fotos de este día

Visita el Álbum de fotos en flickr

 

 

DIA 04 Travesía, Tramo Laguna Martillo – Laguna Guanacos

Cuarto día, full aventura, amaneció con buen clima, y el sol nos acompañaba. Este sería el día más largo de la travesía, partiríamos bordeando laguna martillo hasta llegar a su desembocadura, desde ahí sendero baja y sube en forma constante, pero sin ganar altura, a veces por zonas con pasadas de barro y mallín. Ese día iban algunos excursionistas en forma paralela los cuales divisamos hacia delante. Ya casi en la mitad de sendero, nos encontramos una gran zona de barro, primero era una senda sin mayor pendiente pero mucho barro, pero a medida que avanzamos encontramos una subida llena de barro, la cual era imposible pasar, lo único era salirse del sendero y hacerlo por entre las ramas del bosque, una verdadera aventura. Ya a media tarde llegamos al Paso Virginia, desde ahí una espectacular vista a la laguna guanacos y parte del canal Beagle. Saliendo de paso una bajada muy empinada por un acarreo bien blando, al principio asustaba mucho, pero luego con bastante precaución no fue problema bajarlo. Al final de día llegamos a extremo contrario de la Laguna Guanacos en donde hicimos campamento.

 

 

Mira las fotos de este día

Visita el Álbum de fotos en flickr

 

 

DIA 05 Travesía, Tramo Laguna Martillo – Puerto Williams

El quinto y último día de nuestro trekking transcurre de la laguna Los Guanacos a pesquera Mac Lean, del hito 35 al hito 38.

El amanecer en la laguna Los Guanacos nos agasajó con sus hermosos colores, pero el día anterior habíamos decidido salir tranquilamente a medio día, por lo que desayunamos en cama observando maravilladas el hermoso paisaje, desarmamos nuestras carpas, nos tomamos las fotografías de rigor, y en nuestra mente pensando que esa distancia la recorreríamos en un par de horas.

Los 12 partimos cruzando el río siguiendo el sendero, comenzando con una bajada bien pronunciada y nuevamente mucho…mucho barro, luego nos adentramos en el tupido bosque de lengas, ñirres y coigues en este sector desarrollamos la técnica de escalada, agachada, reptada de troncos, debido, suponemos a la invasión de castores; y las dos horas previstas se transformaron en cinco horas por culpa de la cantidad de árboles que en vez de estar parados, estaban tumbados, inclinados…..pero donde fuimos inmensamente felices, nos reímos muchísimo pasando en cuatro patas por debajo de los árboles; si hemos pasado un gran susto con Víctor que se fue contra un tronco donde golpeo su cara y que no paso a mayores.

Luego seguimos nuestro camino llegando a una pequeña laguna donde una familia de patitos se asusta con nuestra presencia, continuamos y nuevamente nos encontramos con árboles que nos tapa totalmente la huella, hemos tenido que subir y pasar por una parte del camino muy expuesto hacia el río y las rocas, finalmente llegamos al camino….pero nos dimos cuenta que no habíamos pasado por los hitos 37 y 38 , ni llegamos a la pesquera Mac Lean, nuestra salida al camino fue en forma directa ya que acá hay muchas huellas y es muy fácil perderse, sin embargo el camino está muy cerca y todas las huellas van hacia él.

Mientras esperábamos nuestro transporte a Puerto Williams nos abrazamos y conversamos de nuestra gran travesía. Logramos nuestro objetivo, el clima nos acompañó en todo el trayecto y todos llegamos sanos y salvos, el cual era nuestro principal objetivo.

Historias y aventuras, por cientos para contar, imposible transmitir todo lo vivido en estas líneas…

 

 

Mira las fotos de este día

Visita el Álbum de fotos en flickr