Salida Cerro San Ramón 1 y 2 de Octubre 2016

20161001_194012

 

Sábado 1.Partimos con tantas ganas y expectativas como equipo en la mochila, parecía una salida al Everest!  crampones, arnés, cuerdas, cordines, mosquetones, piolet, cintas, etc. además del equipo para acampar en la montaña y por supuesto comida y agua. Aunque el pronóstico del tiempo era favorable, no sabíamos lo que habría allá arriba y en esta época aún podíamos encontrarnos con hielo y sorpresas, así que fuimos preparados para todo.

Cuatro socios y tres visitas guiadas por Juan Pablo Barahona, que como siempre nos guió con amabilidad, tranquilidad, conciliación, tomando todas las precauciones para hacer una salida segura y también una salida divertida y disfrutada.

Partimos a las 9.00 caminando por Parque Quebrada de Macul, al inicio nos topamos con grupos de trekkineros, algunos bastante improvisados,  el bosque esta primaveral, verde y florido, siguiendo siempre por el camino principal, en el desvío La Cascada/ Aguas del Maqui empezamos a caminar más solos, ya se notaba la pendiente a ese cerro que mira a Santiago desde el sur: el San Ramón.

Un día muy agradable con nubes sin ser frío, ideal para una aventura de gran esfuerzo físico como la actividad que teníamos por delante: 13, 5 km hasta cumbre, 2.400 mts de desnivel. Llegamos a aguas de Maqui alrededor de las 13.00, descansamos y almorzamos. Por las mochilas no bajamos hasta el río…podíamos tentarnos y no seguir.

Seguimos bordeando por el lado izquierdo el Estero de Macul, apreciando la belleza de las cascadas y el ruido del agua, hasta acá aún se ven arboles del bosque esclerófilo y en esta época las flores aparecen en los lugares más impensables. En la medida que vamos subiendo la vegetación es cada vez más baja,  subimos hacia el norte y nos alejamos del Estero, hasta encontrarnos con un cajón sin agua, con piedras: El Cajón del muerto.  Avanzamos hasta Casa de Piedra (2050 msnm), una inmensa roca con una cueva en su base, breve descanso para hidratar.

A la Izquierda divisamos la antena del cerro la cruz, el sendero se pierde a ratos, vamos tomando altura, cada vez menos vegetación y más piedras, divisamos algunos hitos y seguimos internándonos hasta donde se divide la subida al cerro la cruz a la izquierda y al San Ramón a la derecha, se ve una roca grande y anaranjada, subimos por un tedioso acarreo, que termina en un promontorio rocoso en el que hay una marca blanca, ya son las 17.30 estamos en la ruta!

Empezamos un ascenso entre rocas, siguiendo las marcas blancas, la piedra está suelta y es muy empinado, subimos con precaución, hay que ponerse cascos, una lengua de nieve nos separa de la próxima marca, a esta hora ya está blanda, hay que cruzar con precaución, nos hundimos, pero pasamos todos  y bien. Seguimos subiendo hasta el filo de un portezuelo que nos tiene tres pircas listas, estamos a 2750mnsm, llegamos a las 8 a acampar con los últimos rayos de luz, Santiago se ve inmenso e iluminado, a comer y dormir, corre viento moderado.

Domingo 2. el día está soleado, el viento nos ayuda, no hace calor, nos espera la cumbre, partimos caminando a las 8.30, por el filo hacia el sur, mas rocas, senderos con piedras hay un último tramo que trata de hacerte desistir, acarreo, piedras, el desnivel es fuerte, son dos horas desde el campamento, a las 10.30 hicimos cumbre ¡! 3253mnsm. Hay una cruz de fierro que algún fornido creyente llevo hasta allá, una bandera chilena y una pirca. Vemos el domo. Se ve el cajón del manzano, las vistas a la cordillera nevada son espectaculares, por el otro lado Santiago y sus torres. Juan Pablo habla por radio con el grupo que anda por los azules. Los siete que íbamos llegamos a la cumbre.  Abrazos, foto, comer, hidratarse.

Viene la bajada, una hora y media al campamento. Deshacer carpas, derretir nieve, gran ventaja de subir en esta época. Bajamos más rápido de lo que pensábamos, por la nieve y luego deslizándonos por los acarreos, con nuestro guía que nos llevó a paso rápido y seguro. Breve parada en la casa de piedra y luego más larga en Agua de Maqui, la bajada por el parque se hace eterna, la mochila parece a ratos más pesada, pero es que el cansancio es grande, empieza a ponerse el sol, llegamos a los estacionamientos a las 20.00, todos bien. Gracias a Juan Pablo  y a todos los que fueron, buen trabajo en equipo y cuidado por todos. Gracias  Montaña.

 

Mira el vídeo de esta actividad

 

 

Mira las fotos de esta actividad

Visita el Álbum de fotos en flickr