Salida de Media Motaña Termas de Colina – 12 y 13 de Septiembre

xIMG_0001 (66)

 

Veníamos hace tiempo tratando de realizar esta salida, por problemas de agenda la habíamos cambiado varias veces, al final para los días 12 y 13 de septiembre nos decidimos a realizarla, nos inscribimos 8 personas en esta salida.

La semana anterior un socio del club había ido por su cuenta y nos había dado detalles del estado del camino y del estado de la nieve, sin embargo un frente de mal tiempo en esa semana había traído más nieve y no sabíamos cómo estarían las condiciones, por lo tanto había que ir y ver estado directamente allá. Como recomendación les dijimos a todos los participantes que se consiguieran Raquetas de Nieve.

La salida se hizo en conjunto con el grupo de trekking que llegaría hasta el cabrerio y desde ahí intentaría llegar al Valle de Engorda, nosotros continuaríamos desde el cabrerio hasta la termas. Debido a trabajos de limpieza del camino, debimos subir caminando desde lo Valdés, lo cual fue una buena decisión, ya que los vehículos más bajos hubieran patinado en algunos puntos debidos al presencia de nieve-barro en algunos puntos.

Al llegar al cabrerio nos separamos del grupo de trekking, en ese punto el camino se cerraba por la nieve, por lo tanto era el momento de colocarse las raquetas, fue buena decisión llevarlas, gran parte del sendero presentaba nieve blanda y con más de medio metro de nieve, por lo tanto caminar con raquetas era fundamental. El trayecto presentaba una sueva pendiente, la cual igual era bien cansadora al caminar con raquetas. Nos demoramos poco más de 3 horas desde el cabrerio a las termas, hicimos varias paradas para descansar.

Al llegar a las termas armamos nuestro campamento a lado de los pozones de agua caliente, poco a poco empezamos a entrar en ellas, fue un deleite permanecer en ellas hasta cerca de las 11 de la noche, afuera del agua al temperatura estaba cercana a los cero grados, una noche estrellada nos daba un marco maravilloso.

Al día siguiente no levantamos relajados, nadie se atrevió a ingresar a las termas al amanecer, por lo tanto bajamos directamente hasta el cabrerio. En este lugar nos dimos cuenta que habían abierto el camino, por lo tanto dos de nosotros hicimos dedo para bajar a los Valdés a buscar a los autos, para luego subir a buscar al resto del grupo.

Como es de costumbre, terminamos con un tercer tiempo en las ricas empanadas de San Gabriel.

 

 

Visita el Álbum de fotos en

LOGO flickr